Print Friendly, PDF & Email" />
localhost/wordpress
Publicado el: Mar, Feb 19, 2013

Irregularidades que marcaron la administración de la Universidad del Mar durante los últimos años.

Share This
Tags

LOGO escudo_maipu-Señor Harald Beyer Burgos

Ministro de Educación

Gobierno de Chile

 

Estimado Sr. Ministro:

 

Esta Corporación Edilicia ha seguido con especial interés e inquietud las irregularidades que marcaron la administración de la Universidad del Mar durante los últimos años.

Es de notorio y público conocimiento cuáles fueron las carencias de gestión y los problemas de gobernabilidad que llevaron al Ministerio de Educación a la cancelación de la personalidad jurídica ocasionando el cierre de la Universidad.

Llama la atención el desinterés que las autoridades han mostrado al incierto destino de los alumnos que confiaron su educación a una universidad de reconocido prestigio y que contaba con un aval de calidad entregado por el Estado de Chile. Sólo en la Sede de la Universidad del Mar ubicada en nuestra comuna hay más de 1.300 alumnos, muchos de ellos vecinos de Maipú. Son mil trescientas familias que, en su gran mayoría, han debido hacer enormes sacrificios de tiempo y dinero para acceder a un título que les permitiría mejorar sus competencias y ser así mejores profesionales. La mayoría, al menos en esta sede, estudia en programas vespertinos, en carreras como Enfermería, Kinesiología, Fonoaudiología y Educación Física. Muchos son trabajadores y técnicos de la salud de distintos hospitales y centros de atención primaria de la Región Metropolitana que, al término de cada jornada laboral, le roban minutos a sus familias y a su descanso con la esperanza de que ese esfuerzo se traduzca en un futuro mejor. Es esa esperanza la que se puede frustrar con cualquier solución que no tome en cuenta los esfuerzos que estos alumnos han hecho, insisto, respaldados por un Estado que garantizó la calidad y la legitimidad de la educación que estaban recibiendo.

A esta entidad edilicia han llegado una gran cantidad de vecinos, alumnos de esta casa de estudios, con enorme angustia e incertidumbre. La amenaza de que sus sueños de educación superior se vean frustrados es extremadamente inquietante y tiene consecuencias personales y familiares muy graves.

Entiendo que el Ministerio de Educación tiene argumentos legítimos para haber declarado el cierre de esta casa de estudios, pero creo necesario enfatizar que el cierre y sus efectos deben efectuarse de un modo que se garantice que los principales perjudicados no sean precisamente los alumnos. Así, a modo de ejemplo, puedo citar a los alumnos de nuestra comuna, egresados de la carrera de Técnico de Nivel Superior en Enfermería, los cuales requieren para su titulación realizar su práctica profesional la cual debe ser gestionada y evaluada por la Universidad del Mar, o en su defecto por quien disponga vuestro Ministerio. Estos estudiantes se encuentran, ciertamente, en claro desamparo e incertidumbre en relación a sus derechos y discriminados tanto por la sociedad como por el Ministerio de Educación, toda vez que se han visto imposibilitados para realizar esta práctica dado el cierre de la Universidad del Mar.

Los alumnos directamente afectados de nuestra comuna son: Angélica Michelle Rojas Hormazábal, cédula de identidad Nº 13.671.625-5, domiciliada en pasaje 21 de mayo 4010, comuna de Maipú; María Paz Espina Hernández, cédula de identidad Nº 17.227.007-7, domiciliada en Las Bellotas Nº 18.772, ciudad Satélite, comuna de Maipú; Alejandra Marcela Sepúlveda Muñoz, cédula de identidad Nº 11.457.686-7, domiciliada en pasaje 21 de mayo Nº 4017, villa Don Alejandro, comuna de Maipú; Mercedes Vilma Villanueva Suárez, cédula de identidad Nº 23.396.771-8, domiciliada en Valle del Sol Nº 4050, villa flores, comuna de Maipú y Marcelo Olivares Guzman, cédula de identidad Nº 13.474.584-3, comuna de Maipú, todos ellos alumnos del area de la salud.

Es por todo esto que he venido a acompañarlos y a solicitar que el Estado de Chile, el mismo que ha sido incapaz de avalar la calidad de la educación que se estaba ofreciendo mediante el proceso de acreditación, cumpla al menos con su responsabilidad de garantizar que los estudiantes puedan terminar sus carreras,  especialmente aquellos alumnos que se encuentran en proceso de titulación, y que cualquier cambio no signifique para ellos botar a la calle su inversión de años en tiempo y dinero en búsqueda de un mejor futuro. Es lo mínimo que la sociedad les debe en respuesta a su esperanza, esfuerzo y dedicación.

 

Sin otro particular, se despide atentamente de usted.

 

Christian Vittori Muñoz

Alcalde I. Municipalidad de Maipú.

 

Maipú, 18 de febrero de 2013.

Print Friendly, PDF & Email

84total visits,1visits today

Dejar un comentario