Print Friendly, PDF & Email" />
localhost/wordpress
Publicado el: Mié, Ene 14, 2015

Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) critica reforma laboral

Share This
Tags

Produccion-y-Comercio6x9
El gerente del organismo gremial, Fernando Alvear, expuso ante la Comisión de Trabajo el rechazo a las normas contenidas en la iniciativa del Ejecutivo, apuntando a que atenta contra la libertad de asociación de los trabajadores y promueve una sindicalización encubierta.

El representante de los empresarios agrupados en la CPC, Fernando Alvear, planteó que este proyecto (boletín 9835) tiene “una mirada de las relaciones laborales de una era industrial obsoleta” y criticó que solo aborde fortalecer los derechos de negociación colectiva, porque la agenda laboral es, a su juicio, mucho más amplia y temas como la capacitación o el trabajo de mujeres y jóvenes no están considerados.

Para la entidad “es un error promover las negociaciones obligatorias más allá de la empresa”, respecto de la posibilidad de negociación colectiva interempresa que el proyecto plantea, porque “desnaturaliza la relación entre el empleador y los trabajadores de su empresa”. Asimismo, planteó que el proyecto apunta a una sindicalización encubierta.

“No se entiende por qué la necesidad de promover negociaciones con sindicatos externos de la empresa cuando se pretende fomentar abiertamente la formación de sindicatos al interior de las mismas. Es importante que se tenga presente que las principales afectadas con la negociación con sindicatos interempresa serán las pymes”, señala la presentación de la CPC.

En cuanto al fin del reemplazo en huelga, el representante empresarial, Fernando Alvear, sostuvo que podría afectar el funcionamiento total de la empresa principal “como ya ha ocurrido en algunos casos producto de acciones ilegales por parte de algunos trabajadores externos de las empresas”.

Agrega que esta herramienta de reemplazo permite a la empresa resguardar su sostenibilidad y competitividad mientras negocia con sus trabajadores, permitiendo la continuidad operativa, y que se debe procurar que la huelga sea un derecho que se ejerza de manera pacífica sin atentar contra los derechos fundamentales de los demás ciudadanos, los propios trabajadores no involucrados en la huelga y los empleadores.

Alvear recalcó que la negociación colectiva debe encauzarse en normas legales y valoró que el texto contemple sanciones a quienes “desprestigian los legítimos intereses y objetivos de los trabajadores”, pero recalcó que es necesario sancionar efectivamente a quienes “realicen tomas o paros ilegales, más aún si tienen aparejados violencia física o moral”.

Opiniones parlamentarias

Para el diputado Osvaldo Andrade (PS) las críticas empresariales al fortalecimiento de la sindicalización apelando al enfoque de las libertades, es una visión equivocada, porque la libertad se ejerce “sobre un piso básico de igualdad y cuando ese piso no existe, el ejercicio de las libertades es un eufemismo”.

El legislador recalcó que es un error plantear que el trabajador es libre de negociar con un empleador, porque realmente no tiene alternativa de negociación individual frente a este.

“Cuando la cancha está dispareja no hay posibilidad de ejercer libertad”, menos si el empleador tiene la facultad de “reemplazar a los jugadores del equipo rival” y si no está de acuerdo lo puede incluso sacar de la cancha. “Eso es el remplazo en huelga”, enfatizó el diputado Andrade.

El parlamentario indicó que “esta reforma lo que está haciendo es nivelar la cancha” y establecer condiciones básicas de negociación entre trabajadores y empleadores”, junto con criticar a la CPC, que calificó como “el sindicato más potente que tiene nuestro país y que ejerce ese rol y negocia con el gobierno directamente”.

Por su parte, el diputado Patricio Melero (UDI) sostuvo que la CPC ha ratificado que esta “es una reforma parcial que solo afecta al 30% de los trabajadores chilenos y deja al 70% fuera”, que queda restringida a un ámbito pequeño del país y “no tiene la pretensión de abordar el mundo del trabajo como todos esperábamos”.

El parlamentario añadió que los dirigentes empresariales sostienen que esta es una “reforma a la negociación colectiva más que una reforma al trabajo en Chile y que no creen que vaya a apuntar a mejorar la productividad, la competitividad y el empleo”.

El diputado Melero dijo que el proyecto es muy acotado y “habrá que verla en los efectos sobre los trabajadores sindicalizados más que desde el punto de vista que sea una reforma que ayude a lo que debiera ser la preocupación fundamental del día de hoy, que es generar empleo estable, bien remunerado”, especialmente para los sectores más vulnerables a los cuales les cuesta conseguir trabajo, como son las mujeres y los jóvenes.

 Publicado el 13 de enero del 2015

Print Friendly, PDF & Email

92total visits,1visits today

Dejar un comentario