Print Friendly, PDF & Email" />
localhost/wordpress
Publicado el: Mié, Mar 11th, 2015

Presidente de la Cámara de Diputados conmemora los 25 años de la instalación del Congreso Nacional

Share This
Tags

duarte-pte-camara9x6
El 11 de marzo de 1990, el Poder Legislativo reasumió su labor suspendida tras el quiebre institucional de septiembre de 1973, retomando su tradición republicana y democrática.

El actual titular de la Corporación, diputado Aldo Cornejo (DC) intervino al inicio de la sesión de Sala para conmemorar los 25 años del retorno a la democracia y la reinstalación del Congreso Nacional, del cual fue parte en 1990 como representante del distrito N°13, Valparaíso.

El diputado Cornejo afirmó que en estos 25 años la Cámara de Diputados ha jugado un importante rol en el fortalecimiento de las instituciones del país y se ha convertido en un lugar de diálogo político y búsqueda de acuerdos.

“Esta Cámara ha contribuido a realizar profundos cambios económicos y sociales que han sido ampliamente valorados a nivel internacional. Una política de consensos y de acuerdos que privilegió el cambio gradual, aunque profundo, del legado institucional del régimen militar”.

Crisis de confianza

El legislador, sin embargo, sostuvo que no es posible “negar que en el último tiempo vivimos una profunda crisis de confianza en nuestras instituciones, crisis que también alcanza a esta Cámara. Negarlo sería inoficioso e imprudente”.

Añadió que se percibe “un creciente desajuste entre una sociedad que ha experimentado cambios económicos y sociales, por un lado, y estructuras y liderazgos políticos que aparecen más y más distantes de la población, por otro”.

El presidente de la Cámara planteó que si bien el desprestigio de la política es un tema mundial, también ha contribuido a su desprestigio “la incapacidad por parte de la mayoría de los partidos y de sus dirigentes de renovar instituciones, propuestas y prácticas políticas para asegurar una mayor democratización interna, dar oportunidades a liderazgos jóvenes y relacionarse mejor con una ciudadanía que encara nuevos desafíos en un mundo globalizado”.

También efectuó una autocrítica a la actividad parlamentaria, que como una expresión de la política, “no ha sido capaz de hacer más transparente su accionar y es considerada para muchos, como la más opaca y desregulada actividad de nuestra vida social”; donde la población ve a quienes ejercen el servicio público “como una privatización del poder político coludido con el poder económico. Así se dificulta la posibilidad de gobernar y el populismo huele el poder a horcajadas de una masa cuyo único programa es: ¡que se vayan todos!”.

En ese escenario, el diputado Aldo Cornejo afirmó que la búsqueda de una solución, entendiendo que “lo que está en juego no es el destino de quienes somos los actores, sino la vigencia y fortaleza de nuestras instituciones democráticas y republicanas”, debe ser lejos de las respuestas populistas y demagógicas, requiriéndose “un nuevo compromiso con la política”.

El legislador señaló que “tenemos como sociedad que avanzar en mayores estándares de transparencia y de exigencias éticas para la actividad pública. Nuestra sociedad ha evolucionado y lo que hasta ayer era soslayado, hoy se transforma en inaceptable”.

Anunció que se esperarán “activamente los resultados de la Comisión Presidencial y desde ya comprometemos nuestra voluntad para materializar, en el más breve plazo, lo que allí se proponga. Esta Cámara, siendo fiel a su historia, no será dique de contención para los cambios, sino cauce que agilice los cambios y las transformaciones que los chilenos y chilenas nos demandan”, puntualizó.

Recuerdos del 11 de marzo de 1990

Previamente, el diputado Aldo Cornejo conversó con Gabriela Nuñez, conductora del programa “La Cámara en la Radio” donde recordó cómo fue la reinstalación del Congreso el 11 de marzo de 1990 y los elementos que caracterizaron a los parlamentarios de la época.

“Era un Congreso prestigiado, con entera legitimidad, un parlamento extraordinaramente consciente del rol que jugaba a contribuir a consolidar un proceso democrático que recién se iniciaba. Un Congreso super prudente que entendía que Chile venia saliendo de una dictadura que se había consolidado, con un sistema democrático frágil y precario y donde se debía evitar cualquier hecho que pudiera producir un retroceso en la recuperación de la democracia”.

Valoró, asimismo, que fueron parte de una generación de diputados que tuvieron la capacidad de ponerse de acuerdo en temas muy complejos y donde se aprobaron importantes reformas en materia de justicia militar, derechos humanos, normas tributarias y laborales entre otras.

Como anécdota, el diputado Cornejo recordó que la Comisión de Constitución, de la cual formaba parte, sesionaba hasta los días domingo, en un edificio que todavía no estaba terminado, pero eso no era un impedimento porque “todos éramos conscientes de la gran contribución que teníamos que hacer”.

Finalmente, destacó a los diputados que han sido parte de la Cámara de Diputados durante estos 25 años, con una especial mención a los diputados José Miguel Ortíz y Sergio Ojeda de la Democracia Cristina, Patricio Melero y Jorge Ulloa de la UDI, René Manuel García de RN y el diputado de Izquierda Ciudadana, Sergio Aguiló, que han formado parte de la Corporación durante todos los periodos legislativos del año 1990 a la fecha.

Publicado el 11 de marzo del 2015

Print Friendly, PDF & Email

116total visits,1visits today

Dejar un comentario