Print Friendly, PDF & Email" />
localhost/wordpress
Publicado el: Jue, Mar 19, 2015

Comisión de Salud inicia discusión proyecto sobre interrupción del embarazo

Share This
Tags

embarazo-camara9x6
A la comisión concurrieron las ministras de Salud, SERNAM, Secretaría General de la Presidencia y el Ministro de Justicia, quienes explicaron en detalle las causales consideradas y sus fundamentos.

En primer término la Ministra Secretaria de la Presidencia, Ximena Rincón, postuló que el país enfrenta una situación diferente de apertura e información y recalcó que esta iniciativa busca garantizar la dignidad y derechos humanos de las mujeres y proteger su vida.

El proyecto del Ejecutivo (boletín 9895) contempla la interrupción del embarazo por peligro para la vida de la madre, inviabilidad del feto y violación. En cualquier otra hipótesis el aborto continuará siendo ilegal.

Por su parte, la Ministra del Sernam, Claudia Pascual, explicó en detalle estas causales, recalcando su excepcionalidad. Añadió que un hecho relevante del mensaje del Ejecutivo es la necesidad absoluta del gobierno de hacerse cargo de abordar el debate sobre la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo, no imponer ninguna opción a las mujeres y garantizar la prestación de salud.

El Ministro de Justicia, José Antonio Gómez, en tanto, abordó los procedimientos considerados y la necesidad de contar con una expresión de voluntad expresa y por escrito de las mujeres, la autorización y debida información a los representantes legales, cuando se trate de casos de menores de edad, donde enfatizó que siempre se considerará el resguardo de las menores, para evitar una afectación mayor.

Finalmente, la Ministra de Salud, Carmen Castillo, precisó temas como la confidencialidad y la objeción de conciencia de los profesionales médicos. En este punto explicó que el proyecto considera que la objeción es una facultad individual y que no es posible el establecimiento de ésta por parte de una institución o persona jurídica.

“Reconocer en una persona jurídica el derecho a ser objetora de conciencia, legitimaría marcar una pauta valórica y que la imponga a sus trabajadores”, agregó.

La titular de Salud abordó las estadísticas oficiales existentes en materia de aborto en Chile, informando que desde el año 2001 al 2012, se registraron 32 mil abortos por diferentes causales y una mortalidad materna de un promedio de 18 casos al año, recalcando que en países desarrollados de la OCDE esa cifra llega a 9 casos.

Sobre los casos de embarazos de niñas y adolescentes, según cifras del Sename, el año 2013 hubo 3.292 embarazadas en sus dependencias. De estas, 198 correspondieron a víctimas de abuso sexual o violación.

Las edades de las niñas embarazadas productos de delitos de violación eran entre 14 y 15 años (36 niñas) y 12 y 13 años (17 niñas).

Reacciones Parlamentarias

El presidente de la Comisión de Salud, Juan Luis Castro (PS), valoró el clima de respeto con que se llevó a cabo la discusión de este proyecto y destacó que se hace de cara a la ciudadanía.

“Aquí están presentes no solo los derechos reproductivos sino también la excepcionalidad, que es parte de las concepciones valóricas que todos hoy día reconocen que tienen que enfrentar en un drama social de la intimidad de una mujer”.

Por su parte, el diputado Víctor Torres (DC) dijo que en su partido llevarán adelante el debate respetando las diferentes miradas. Sin embargo, aclaró que acá se está hablando de despenalizar ante tres situaciones que son excepcionales y que detrás de ellas existen dramas humanos enormes.

“Ante esta situación me parece absurdo que nuestra sociedad mantenga penas que no reconocen la posibilidad que las mujeres puedan decidir si continúan o no con un embarazo”.

En contra de la iniciativa se manifestaron los diputados de la UDI, Gustavo Hasbún, Juan Antonio Coloma y Claudia Nogueira, quienes criticaron que el único foco del proyecto sea el derecho de la mujer, “invisibilizando absolutamente los derechos humanos del niño que está por nacer”.

También señalan que se ha omitido el derecho de las mujeres al acompañamiento que debiera ofrecer el Estado y que este es un proyecto que legaliza el aborto en estas tres causales y avanza hacia el aborto libre.

“Avanza claramente al aborto libre, tal cual está expresado en este proyecto donde el foco es la libertad de la mujer de decidir, los derechos reproductivos, donde se nombra 100 veces a la mujer y ninguna vez al niño que está por nacer. Por lo tanto acá hay ideología pura y no hay ninguna intención del Estado de poner el foco en anteponer esta colisión de derechos como son proteger a la mujer y al niño”, enfatizó la diputada Nogueira.

Finalizaron señalando que consultaron al Ejecutivo cuántas mujeres están presas hoy por aborto terapéutico, por inviabilidad fetal o violación y no hubo respuesta, “porque en Chile no hay ninguna mujer presa por estas causales”.

Por último, la diputada de Amplitud, Karla Rubilar, hizo un llamado para evitar caricaturizar este debate y expresó que respaldan esta iniciativa aunque hay algunos puntos que revisar.

“No hemos podido aclarar ciertos procedimientos que se van a materializar en materia de violación, que es lejos el tema más complejo. El programa de acompañamiento que creemos que es fundamental para que las mujeres puedan ser libres al decidir y tomar una posición respecto de estas situaciones tan tremendas. Tenemos dudas respecto del tema de la confidencialidad por sobre el deber de denunciar que a nuestro juicio produce una suerte de despenalización total de forma lateral”, precisó la parlamentaria.

Publicado el 18 de marzo del 2015

 

 

Print Friendly, PDF & Email

144total visits,2visits today

Dejar un comentario