Print Friendly, PDF & Email" />
localhost/wordpress
Publicado el: Mar, Mayo 5, 2015

Ministro Eyzagurre: certificación será condición para ejercer la docencia en la educación pública desde 2025

Share This
Tags

Ministro Eyzagurre9x6
Ante la Comisión de Educación de la Cámara, el Secretario de Estado recalcó que la evaluación docente que se promueve en este proyecto no está asociada al tema de la contratación o desvinculación de los profesionales y garantizó que nadie será despedido por esta vía. Informó que el sistema de certificación comenzará a operar en 2016, en el sector municipalizado, y en 2018, en el particular subvencionado.

Los profesores sin certificado de evaluación docente no podrán ejercer la profesión en los establecimientos financiados con recursos públicos una vez que el sistema entre en régimen, en 2025, según informó hoy el Ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, ante la Comisión del ramo de la Cámara de Diputados.

En el contexto del análisis del proyecto (boletín 10008) que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente, el Secretario de Estado recalcó que “la certificación, en régimen, es condición sine qua non para poder ejercer la docencia en los colegios financiados con recursos públicos”.

Ante la Comisión que preside la diputada Camila Vallejo (PC), el Ministro Eyzaguirre indicó que el nuevo sistema comenzará a operar a partir de 2016 en el sector municipal y explicó que aquellos profesores que se encuentran hoy en ejercicio serán encasillados, según el conocimiento que se tenga de ellos, en alguno de los distintos niveles definidos: Inicial, Temprano, Avanzado, Superior o Experto.

Frente a variadas consultas, Eyzaguirre recalcó que la evaluación docente que se promueve en este proyecto no está asociada al tema de la contratación o desvinculación de los profesionales y garantizó que nadie será despedido por esta vía.

Aclaró que, por defecto, cuando no exista información, los profesores que están en ejercicio en el sistema municipal serán encasillado en la categoría Inicial, medida que también regirá para los profesionales de los colegios particulares subvencionados que se vayan incorporando a partir de 2018. “Por definición ya tienen inicial, no se está sacando a nadie, se está limitando la entrada de los que no son certificados en aquellos establecimientos que ya tengan certificación obligatoria y eso empieza solo cuando todos empiezan a estar certificados, en 2025”, acotó.

Señaló que los nuevos profesionales que comiencen a ingresar al sistema tendrán la opción de un contrato de dos años o cuatro años (dependerá si se cuenta con un mentor o no). De ahí, podrán optar a la certificación. Si reprueban, podrán continuar dos años más a contrata, pero si vuelven a reprobar, “no podrán ejercer docencia en el mundo financiado por recursos públicos”.

Resaltó que la certificación va a ser material para entrar a la carrera docente, si solo si, en el establecimiento donde trabaja ya es obligatoria cuando postuló. “Estamos hablando de los profesores nóveles, aquellos que salen de la universidad y no tienen certificación”, insistió el Ministro.

Eyzaguirre dijo que el sistema fue pensando dejando un tiempo de transición para que las universidades mejoraran sus estándares; para que mejorara el sistema de acreditación y las exigencias; y para ver cómo se van certificando los primeros egresados. “Así se llega a un periodo en que la certificación pasa a ser habilitante para ser profesor como es en la mayoría de los países desarrollados del mundo”, planteó.

Confirmó sí que el proyecto contempla que aquellos profesionales posicionados en categoría Inicial que, tras dos intentos, no logran pasar al nivel Temprano, deberán cambiar de empleador, pero no quedarán inhabilitados para trabajar en el sistema público, por cuanto ya cuentan con certificación.

Indicó que, sobre la base de información disponible hoy, aproximadamente un tercio de los profesores quedará en el nivel Inicial, otro tercio en Temprano y el tercio restante se dividirá en las tres categorías restantes. Sin embargo, dijo que se espera llegar en régimen a una distribución que engrose los niveles medios en la siguiente proporción:

– 5% Inicial
– 10% Temprano
– 50% Avanzado
– 20% Superior
– 15% Experto

Comunicó que la culminación del sistema es el nivel Avanzado, a donde se espera que todos los profesores lleguen y explicó que las dos categorías restantes se conciben como un segundo tramo que permitiría un desarrollo de la carrera docente sin la necesidad de que se abandone las aulas.

El Ministro destacó que será misión del Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) acreditar los cursos que ofrezcan los distintos prestadores, de modo de definir un menú de capacitaciones que estén vinculadas a suplir las deficiencias que se detecten en cualquier momento de la carrera docente.

Asimismo, agregó, el CPEIP será el encargado, junto a un conjunto de expertos, de determinar cuáles son los contenidos de las pruebas de certificación. “Es una institución dedicada completamente a la formación y certificación docente”, especificó.

Respondiendo a otra preocupación expresada durante la sesión por diputados de diversas colectividades, el Ministro explicó que la educación parvularia no podrá integrarse en rigor sino hasta 2020 porque la ley vigente definió que el currículum específico no será exigible sino hasta 2019.

“Por lo tanto, al no ser el currículum obligatorio no hay condiciones para establecer una prueba sobre el mismo, esa es la restricción a la que nos enfrentamos”, enfatizó, mostrándose disponible, en todo caso, a estudiar la posibilidad de crear un sistema de certificación voluntaria para los que ya tengan el currículum correspondiente.

Finalmente, sostuvo que no hay una doble evaluación de los profesionales y dijo que lo que se agrega como prueba es la de conocimientos disciplinares para efectos de la certificación para ascender en la carrera docente.

Publicado el 04 de mayo del 2015

 

 

Print Friendly, PDF & Email

178total visits,1visits today

Dejar un comentario