Print Friendly, PDF & Email" />
localhost/wordpress

LOS BINGOS Y LAS INSTITUCIONES QUE NO FUNCIONAN.

Share This
Tags

pincheira-portada0
El dictamen de la Contraloría General de la República que prohíbe los bingos sin autorización tiene mirada diversas, pero que en la raya para la suma , todos convergen en que son necesarios por diversos motivos.
Es necesario reconocer que los bingos y similares, usualmente reportan beneficios económicos que por lo general costean en parte enfermedades catastróficas, giras de estudios o ayudan a las organizaciones a crecer en el ambiente territorial.

La pregunta es ¿cómo la Contraloría emite un dictamen que atenta al corazón de las organizaciones sociales?, quienes a través de estos eventos generan identificación de estas con sus socios, socializan las bases con la institución y ayudan a cumplir pequeñas metas que los dirigentes se proponen.

Llama la atención que la Contraloría no tiene la misma agilidad en la gestión cuando debe prohibir las miles de máquinas de juegos que tanto daño le hacen a la población carente de bienes necesarios para vivir, y que caen en el juego infértil ya que nunca se gana a las máquinas arregladas, provocando enfermedades como depresión, separaciones de familias y caos económico.

La torpe medida solo ha logrado que la sociedad saque el foco de la critica sobre el verdadero problema que aflige a los chilenos, crisis moral y ética en la política, instituciones que no funcionan , la misma Contraloría en el ojo del huracán por dictámenes errados como es el caso, o negligencia con la burocracia propia de esta institución, Carabineros atados de manos por un lado que son muchas veces golpeados por los ciudadanos o al revés, policías que no siguen el protocolo y aplican fuerza desmedida ocasionando graves lesiones a los ciudadanos, el Servicio de Impuestos Internos cuestionado, el sistema de alta dirección pública literalmente no funcionando, funcionarios públicos sin contratos o con contratos irregulares, comerciantes y empresarios inescrupulosos que funcionan sin patente a vista gorda de la autoridad, y lo mas grave sistemas de fondo de pensiones que son verdaderas fábricas de viejos pobres y salud , hechas a la medidas de los más ricos , creando una desigualdad única en el mundo sólo comparable a los países africanos pobres.

Entonces de que estamos hablando, la Contraloría vive en otro país o simplemente también cree que todos somos imbéciles, la solución al tema pasa porque no adopten más medidas para que se luzcan un grupo de legisladores, Don Carlos y Doña Juanita necesitan seguir ayudando a sus vecinos con Bingos, platos únicos y peñas, los reclamos de unos tontos útiles a la FIFA, la presidenta a afirmarse las polleras, y los ministros del poder judicial a ponerse los pantalones y apretarse bien los cinturones para que no se les caigan; aquí sólo falta un golpe de autoridad, no como el de Pinochet, pero probablemente como el dedo de Lagos.

Finalmente no necesitamos más culpables, necesitamos más responsables, para que la estupidez de paso a razón, sólo comunicándonos nos entenderemos y los bingos son una buena razón para convivir y de paso ganarse un tarro de duraznos…

 

Print Friendly, PDF & Email

262total visits,1visits today

Dejar un comentario