localhost/wordpress
Publicado el: Lun, Mayo 9, 2016

MAIPU PROGRESA MATANDO LA HISTORIA Y TRANSFORMADO SU IDENTIDAD

Share This
Tags

casa-Diaz_portada2
Esa es la mejor forma de retratar lo que está ocurriendo en Av. Cinco de Abril, el progreso deja atrás los últimos 60 años al desaparecer casonas antiguas de un piso que aún se encontraban en la calle más central de la comuna que conecta la Plaza Mayor con el Santuario Nacional, Templo Votivo de Maipú.

Toda una historia caerá cuando la casa donde vivió Juan y Romualdo Valdés, ambos hijos de Trinidad Cornejo,  sea demolida;  por ella pasará la proyectada extensión de Hermanos Carrera hasta Carmen Luisa Correa, iniciativa que está en el plano regulador desde los años ’50 del siglo pasado.

Por esos locales comerciales en determinado momento los arrendó el Partido Socialista a fines de la década del ’60 y posteriormente el PDC;  anteriormente estuvo la Asociación de Fútbol de Maipú que se ubicó posteriormente en una dependencia adosada a la Municipalidad cuando estaba en la esquina de Av. Cinco de Abril con actual lugar donde se encuentra la puerta norte de acceso al supermercado Líder.

La casa de Don Pancho “El Grande”, donde tenía hasta el año ‘90 la tienda “Para todos sale el Sol” y cautivaba a los visitantes por la década del 60 con una alcancía que tenia un mozo al cual se le colocaba la moneda en la bandeja y la depositaba por la inclinación que producía el peso (fuerza de gravedad) de ella. A su vez Don Pancho, de un altura que llegaba fácil al metro noventa con unos 120 kilos de peso, entregaba dulces a los niños que concurrían al colegio publico Nº 85, Gral. Bernardo O´Higgins.

También desaparecerá el frontis de la casa de Jáuregui, desaparecido vecinos que trabajo en INSA en los años de su llegada a Chile; sin duda se achicara el espacio para los murales autorizados y paletas publicitarias que se pelean los candidatos a alcalde, concejales y parlamentarios. A metros de este lugar se rodó el films nacional  Verdejo Gasta un Millón por los años ’40.

casa.don
Desaparecerá lo que fue el frontis del almacén de Don Ismael, el “Emporio la Alegría”, mismo lugar donde se ubicó la tesorería nacional donde trabajo Germán Millar.

Toda una historia que se va junto a lo que fue la casa de Juan Campos, heredada de su madre Laura, mujer que trabajaba desde el alba para recibir a “los madrugadores” que se tenían que retirar de “los billares” o los que se dirigían a segar trigo,  amarrar las remolachas, lechugas o a cortar repollos y hortalizas de la estación en los fundos que comenzaban desde la calle De la Vitoria hacia el sur y el poniente.

Viví en la casa de Luzmira Jaña, a fines de la década del ’50, al lado oriente de la casa de “los Arrollo” y al occidente de la casa de “los Poblete”, casas desaparecidas que se recuerdan por un enorme árbol de Tilo de 15 metros de altura ubicada en la casa del Maestro Arrollo.

Se va una historia y llega el desarrollo, con nuevas edificaciones, aumento de pistas en la red vial, con un proyecto de soterrar los cables de teléfono, TV cable y energía eléctrica, a los que se agrega un acueducto para evacuar las aguas lluvias y un paseo peatonal por todo Cinco de Abril.

La esperanza de nuevas edificaciones corresponde al sector privado, de quien depende que los cortes a casa históricas no queden sólo en eso, destrucción de la historia sin mejoras en la arquitectura y edificaciones del siglo 21; que no vuelva esas edificaciones “Colina4”, que más que aportar al desarrollo,  significan un ahorro empresarial y demacrar a los vecinos.

Dejar un comentario