localhost/wordpress
Publicado el: Jue, Sep 15, 2016

Cámara rindió homenaje a la huasa y al huaso chileno

Share This
Tags

homenaje-a-la-huasa-9x6
En sus intervenciones, los parlamentarios destacaron al huaso como una figura de la tradición chilena, que ha marcado nuestra identidad nacional.

La Sala de la Cámara de Diputados rindió esta semana un homenaje al huaso y la huasa chilena, como figuras principales de la tradición nacional que se celebran en el mes de la patria.

En la sesión estuvieron presentes representantes de la Federación del Rodeo Chileno y clubes de huasos.

En primer término intervino el diputado radical, José Pérez, quien dijo que se rendía homenaje “a nuestras huasas y huasos chilenos, cuya presencia se extiende a lo largo y ancho del país y que por generaciones se han dedicado al cultivo y cuidado de la tierra para producir alimentos para sus familias y para el resto de la sociedad”.

El legislador recordó que la historia del huaso es larga y de permanente sacrificio. “El huaso se transformó en la figura clásica de la tradición chilena, así como lo es el gaucho en Argentina, el llanero en Venezuela y el charro en México”.

Añadió que fue en las grandes haciendas de la región central, entre Melipilla y Aconcagua, donde el sacerdote González de Melgarejo puso a pastar las primeras yeguadas traídas desde Perú, y apareció el huaso formado sobre la tradición española, con costumbres locales y usos propios nacidos en la vida rural, donde abundaban los productos de la tierra: cereales, carne, leche, frutas y vino, que cubrían sus necesidades.

“Por esos años, la ganadería aumentaba notablemente en cada primavera y los días 7 de octubre, día de San Marcos, reunían en la plaza de Santiago el ganado de los pastizales de Apoquindo, Vitacura, Tobalaba, La Dehesa y los contrafuertes cordilleranos, para que cada propietario reconociera y marcara a fuego las crías de sus vacas; así y allí nace el rodeo de hoy en ese gran Santiago. Esa agotadora jornada terminaba con una gran fiesta, donde los huasos hacían alarde de sus pericias y destrezas sobre sus caballos”.

El diputado Pérez subrayó que ahí nació el rodeo de hoy, que es la fiesta del campo chileno y que está en el corazón e irradia las culturas y tradiciones de nuestros campos.

Posteriormente, la diputada PPD Loreto Carvajal, afirmó que en el mes de la patria, nuestra Corporación se honra en homenajear al huaso chileno, “personaje típico de la zona central, de la cultura campesina de nuestro país que, sin lugar a dudas, ha marcado su identidad junto con nuestras costumbres chilenas”.

La legisladora recalcó que nuestros huasos “conformaron las huestes de las tropas que independizaron la patria, fueron ellos mismos quienes concurrieron a luchar al norte en la Guerra del Pacífico y han sido ellos, con su trabajo y esfuerzo, quienes han logrado la pujanza y el desarrollo agrícola y pecuario de nuestro país”.

Pero, además, resaltó la figura de la huasa chilena -“chinas” como se les conocen- describiéndolas como abnegadas y virtuosas mujeres “de sacrificio, de trabajo, de sabiduría, la de los remedios caseros, muchas veces partera, sanadora, madre y esposa, todo al mismo tiempo”.

“La que con poco cocina para muchos, la del pan amasado, la del ingrediente secreto, la del cariño, hoy en día mujer empoderada, emprendedora, independiente, valiente y por siempre luchadora, quien ha sabido ganarse un lugar y el respeto de todos en un mundo de machos recios, con su carisma y simpatía, pero con una fortaleza enorme que ha llevado a familias enteras a salir adelante a punta de amor, esfuerzo y sacrificio”.

A su turno, el diputado UDI Ramón Barros, afirmó que en un nuevo aniversario de la Independencia de Chile, se rinde este homenaje “al huaso chileno, cuyo concepto engloba a todos aquellos hombres y mujeres de campo que han hecho tanto bien a nuestra patria”.

“Para rendir un justo homenaje al huaso chileno, es imposible abstraerse de nuestra historia y de don Bernardo O’Higgins, fiel representante de los hombres de campo de nuestro país, encendido y glorioso guerrero, derrotado en las batallas de Rancagua y Talcahuano y vencedor heroico de El Roble y Chacabuco. Jefe Supremo del Estado, con constancia nunca desmentida y con una inteligencia superior, organizó ejércitos y escuadras ecuestres para arrojar de América a sus antiguos opresores. Fueron sus mismos caballos los que facilitó, sin costo alguno, para formar el Regimiento N° 2 de La Laja, denominado posteriormente como Los Lanceros de los Ángeles, el cual fue formado por empleados de su predio más otros de predios vecinos. Todos esos hombres eran huasos acostumbrados al caballo y, por lo mismo, jinetes expertos y diestros en el manejo de los mismos”.

El diputado postuló que en los tiempos actuales “el huaso chileno sigue aportando con su leal trabajo al desarrollo de Chile, siendo un personaje central de nuestra identidad, destacándose en la actividad agrícola y en los deportes criollos, símbolo de inclusión para miles de inmigrantes, quienes agradecidos de la recepción que les dio nuestro Chile, acogen nuestras tradiciones”.

“En momentos en que algunos pretenden relativizar nuestras actividades criollas, entre ellas, el rodeo, vaya este homenaje a nuestras mujeres y hombres de campo, al legendario huaso chileno, siempre amante y cuidadoso de sus caballos y de sus animales, presente desde el origen de la patria. Huaso, soldado, familia, rodeo, identidad, son partes vivas e indisolubles de nuestra nacionalidad”.

A continuación, el diputado DC Jorge Sabag, citó en su intervención a Benjamín Vicuña Mackenna, quien en su texto Historia de Santiago, se refería a estos hombres y mujeres. “Otro tanto puede decirse de huaso o huasa, palabra quichua y araucana a la vez, que significa espalda, anca, y de aquí fué que a los hombres que los indios veían sobre la espalda o anca de los caballos, comenzaron a llamarlos huasos, por lo que la genuina expresión tan popular no es propiamente hombre de campo, sino hombre de a caballo”.

“El huaso, con el paso del tiempo, se ha llegado a transformar en todo un personaje. Algunos consideran que a quien se le designa con ese apelativo es el hombre proveniente del campo, el que es atento y de buenos modales o conocedor del mundo campesino. Además, se le atribuye una característica en la que muchos concuerdan: la picardía”.
En cuanto a su vestimenta, precisó que hay quienes dicen que en ella se puede apreciar la unión de las culturas española y mapuche, porque el traje del huaso incorpora una serie de accesorios que eran desconocidos para los nativos americanos.

Añadió que en el primer centenario de la Independencia, la prensa buscó las raíces de la identidad chilena y la sociedad se interesó más “en nuestras tradiciones, costumbres y personajes típicos, y fue así que se tomó consciencia de que los huasos existían”.

“Trascendiendo su origen campesino, la palabra huaso suele ser sinónimo de chileno, en América Latina, subrayando la importancia de este grupo en la historia de nuestro país”.

Finalmente, el diputado Vlado Mirosevic (PL) planteó un punto de vista diferente “respetuoso de la cultura y tradición huasa”.

Así, citó el siguiente texto: “Corría el 27 de septiembre de 1822, durante el gobierno de Bernardo O’Higgins. El líder nacional Manuel de Salas, protestó en contra de las corridas de toros y presentó una moción para prohibirlas en Chile, porque el trato dado a los animales en estos espectáculos atentaba contra la ilustración y la cultura, propias de costumbres civilizadas. El 15 de septiembre de 1823, el director supremo Ramón Freire, firmó la prohibición definitiva de las corridas de toros y las peleas de gallos en el país, en el mismo decreto por el cual se abolió la esclavitud en Chile”.

En ese sentido, planteó que a su juicio el rodeo debería “correr el mismo destino. Lo digo de manera respetuosa, pero también decidida”.

Publicado el 15 de septiembre del 2016

Dejar un comentario