localhost/wordpress
Publicado el: Jue, Nov 17, 2016

CAROLINA ACEVEDO: PENA. DOLOR, RESIGNACION, PERO MUCHO CARIÑO EN DESPEDIDA DE FUNCIONARIA MUNICIPAL

Share This
Tags

carolina_fallecio_-galvano-04-11-2016-2

El mismo día que iba a descansar al Campos Santo, sus colegas funcionarios le rindieron un sentido homenaje a quien les acompañó laboralmente durante 15 años en calidad de trabajadora a contrata, se trata de Carolina Acevedo, quien falleciera días antes luego de una compleja enfermedad.

Pétalos de rosas, otras flores y sentidos aplausos fueron parte del homenaje que le hicieron sus compañeros de trabajo para despedirla en el viaje sin regreso que emprende Carolina Acevedo, a encontrarse con Dios en un mundo que todos conoceremos algún día.

Viernes 4 de noviembre de 2016, bajo una calor que sofocaba a los funcionarios que con su mejor gala estaba por entrar  a la entrega de premios  que se realizara en el Teatro Municipal, premios por cada quinquenio cumplido en la municipalidad trabajando en labores de servicio publico y que Carolina Acevedo no pudo estar presente.

entrega-galvano-04-11-2016
En la oportunidad, como un último homenaje solemne, el alcalde Christian Vittori junto a la directiva de Afumma que preside Víctor Contreras, hizo entrega del galvano a la familia, una bandera de la comuna, galvano que debía recibir en la jornada del Día del Funcionario por sus 15 años de labor en la Municipalidad.

Pétalos de rosas lanzaban algunos funcionarios al paso del féretro mientras de fondo sonaba la canción que se ha convertido en el himno de Maipú, ¡Oh Maipú!; otros aplaudían como un homenaje póstumo a quien fuera su compañera de labores por 15 años.

Terminada la ceremonia de premiación póstuma, el cortejo reinicia su camino al Campos Santo acompañado de una interminable caravana de vehículos que continuaron su lenta marcha hacia la última morada de Carolina,  pasando por el corredor que formaron los funcionarios en cada costado de la calle Chacabuco oriente mientras caían los últimos pétalos sobre el féretro y los aplausos la despedían hasta que la volvamos a ver, el Día que el Gran Creador del Universo lo señale.

Dejar un comentario