localhost/wordpress
Publicado el: Sab, Dic 3, 2016

Servel adjudicó al Registro Civil el abultamiento artificial de las solicitudes de cambio de domicilio electoral

Share This
Tags

al-registro-civil9x6
Ante la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados, los Consejeros del Servicio indicaron que la información recibida presentaba falencias, como la duplicación de datos, la mención de personas fallecidas o expedientes sin dirección. Remarcaron que, pese a reiterados intentos por clarificar los datos y obtener los certificados que exige la ley para corroborar la voluntariedad del trámite, el Registro no respondió de la debida forma. Pese a ello, dijeron que se logró depurar el número de solicitudes, de 7,8 millones a 485 mil.

El Registro Civil adjudicó el Servicio Electoral (Servel) la problemática generada en torno al abultamiento artificial de las solicitudes de cambio de domicilio y la consecuente modificación de los lugares de votación de un importante número de electores que no lo había requerido, en el contexto de las pasadas elecciones municipales.

Ante la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados abocada a este hecho, los consejeros del Servel Patricio Santamaría (presidente), José Miguel Bulnes, Alfredo Joignant y Andrés Tagle explicaron la cronología de los hechos, desde diciembre de 2013, cuando se reabrió el padrón electoral, a la fecha, junto con las acciones que se realizaron en este periodo.

Según detalló Santamaría, la primera señal del problema la tuvieron con la recepción del paquete de solicitudes de cambio de domicilio electoral, enviado por el Registro Civil, que recopilaba datos de diciembre de 2013 y enero y febrero de 2014, donde se alcanza a las 826 mil 404 transacciones. Remarcó sorprendió porque representaba un aumento de cinco a diez veces el número de cambios de domicilio informados anteriormente.

Frente a esta situación, comunicó que en julio el Servel envió un oficio haciendo ver el punto y poniendo en evidencia que dentro de los registros había casos que claramente no correspondían a una solicitud formal de cambio de domicilio, ya que, por ejemplo, se informaba la dirección ya inscrita en el padrón. Además, resaltó Santamaría, se puso de relieve que, aparentemente, no se estaba dando cumplimiento a la ley, que ordena solicitar la voluntad del elector para efectuar el cambio, dado que se estaba realizando de manera automática.

El presidente del Consejo del Servel observó que, pese a variados llamados e incluso la conformación de una mesa de trabajo conjunta, el Servicio siguió recibiendo el mismo tipo de antecedentes no filtrados. “Hasta el día de hoy no tenemos la respuesta definitiva. No es posible identificar, se les dijo textualmente, aquellos cambios de domicilios donde el ciudadano manifestó expresamente su voluntad de cambio de domicilio electoral (..) y por ende se pidió expresamente que se adoptaran las medidas necesarias con carácter urgente para corregir esta situación, para hacer los reprocesamientos”, puntualizó en un momento de la exposición.

Comunicó que se llegó a recopilar un total de 7.800.000 de solicitudes, las cuales se fueron depurando para llegar a 485.008 electores que probablemente sí correspondían a requerimientos reales, pero de los cuales no tenían constancia, dado que los comprobantes nunca fueron enviados por el Registro Civil.

Algunas precisiones

Alfredo Joignant explicó que el primer criterio de depuración de los 7.803.000 expedientes fue la eliminación de aquellos repetidos, en blancos, de personas fallecidas y que no estaban en el registro electoral. “Ahí se descartaron 3.044.612 individuos. El segundo criterio de depuración son las transacciones ocurridas dentro de una misma comuna: 4.032.543, esto fue porque no tenia incidencia en el voto”, precisó.

Andrés Tagle señaló que, cuando el Servicio Electoral le hace presente el incremento extraordinario de casos al Registro Civil a través de varios de estos oficios, las respuestas apuntaron básicamente a la implementación de un nuevo sistema computacional que permitía a los usuarios internos, léase un funcionario, copiar los datos del domicilio personal del usuario o el domicilio que estaba dando para el trámite.

“El racionamiento que hacemos es que los 7,8 millones solo se explican como personas que hicieron algún trámite en el Registro Civil, de cualquier tipo, en el periodo de los cuatro años (2013, 2014, 2015 y 2016) y eso cuadra con la habitualidad de los cambios de carnet y la renovación de pasaportes, pero también incluyendo trámites que la ley no incluía, como los trámites del registro de vehículos motorizados (…). La depuración es lógica en relación a eso, los duplicados, por ejemplo, porque la persona hizo más de un trámite, porque manifiesta el mismo domicilio anterior”, remarcó.

Respecto de la cifra dada por el Registro Civil, que apunta a que solo 17 mil ciudadanos de los 485 mil cambiados de domicilio fue involuntario, Tagle sostuvo que nunca han sabido de donde salió dicho número.

José Miguel Bulnes desvirtuó las críticas que el Servel tuvo una reacción tardía y sostuvo, por el contrario, que tuvieron una “reacción extremadamente oportuna del momento que se le enviaron más de siete oficios formales solicitándole expresamente al Registro Civil su reproceso de la información de solicitud de cambio”.

Finalmente, los consejeros resaltaron que continuará la campaña comunicacional para invitar a los electores a verificar sus domicilios y efectuar los cambios respectivos. “El ánimo es tener absolutamente depurado el padrón respecto de este problema, tanto para las elecciones primarias como de las generales de 2017”, se enfatizó.

Reacciones

El presidente de la Comisión y Segundo Vicepresidente de la Cámara, diputado Gabriel Silber (DC), valoró los antecedentes entregados pero recordó que recién se está en una etapa muy preliminar de levantamiento de información. “Es nuestra responsabilidad auscultar en donde está la verdad y determinar las responsabilidades políticas en un tema tan sensible como es el padrón electoral”, planteó.

Estimó que el cambio informático de 2013 arrojó cambios estructurales respecto a cómo se conformaba la información que entregaba el Registro Civil y que era leída da una manera distinta por el Servel. “Ahí está gran parte de las responsabilidades que tenemos que ahondar”, sentenció, relvando la necesidad de aclarar el tema antes de las elecciones del presente año.

Para el diputado Germán Becker (RN), la información disponible apunta a que el Registro Civil cometió muchos errores, pasando a llevar, incluso, a los definido por la ley vigente, ya que no solo consideraba los trámites de cambio de carnet o pasaporte, sino también los trámites en el registro automotriz. “Uno iba a Santiago y se compraba un vehículo y el Registro Civil mandaba después una notificación de cambio de domicilio electoral a Santiago”, ejemplificó.

En todo caso, estimó que el Servel también debió haber alertado esto en su momento de forma más enérgica y no haber aceptado más solicitudes de cambio si no se entregaban con el respectivo certificado. “Creo que el Servel cometió un error ahí porque era demasiado absurdo lo que estaban recibiendo y no puso la alarma roja en ese momento”, insistió.

Según se informó, para las próximas sesiones se espera contar con el testimonio del actual titular del Registro Civil, así como del anterior, entre otras autoridades.

Dejar un comentario