localhost/wordpress
Publicado el: Lun, Dic 19, 2016

DECISIONES 2017: RULETAS DE LA FED & ARTIFICIAL INTELLIGENCE

Share This
Tags

Omar Villanueva Olmedo Director OLIBAR Int´l Ing. Lic. FEN Universidad de Chile.

El afán por anticipar el futuro es una tentación históricamente muy acendrada en muchas personas, especialmente cuando esas anticipaciones se relacionan con materias económicas, financieras, o con aplicación de recursos, o con negocios y en que se lanzan cifras sobre el futuro en  una suerte de Casino de Adivinos.

En esta nota exponemos una síntesis de las anticipaciones que hace la FED con respecto a la tasa de interés.  La FED, el  Sistema de la Reserva Federal o  Banco Central de USA, creada  en 1913. Las  opiniones que vienen a continuación  nacen sustentada en experiencias acumuladas – propias y otros profesionales – con la aplicación de sistemas expertos construidos con base en artificial intelligence (AI) que dan respuestas más amplias que las humanas al incorporar una gran cantidad de variables, parámetros  y data para dar respuestas de forma casi instantánea y, por otra parte, por nuestros humildes  aportes al estudio y mejora de los diferentes métodos de anticipación y de futuro durante varias décadas.

Con respecto a la determinación de la tasa de interés, por parte de la FED,  llama la atención su comportamiento, cuando teniendo la tasa de interés entre 0% y 0,25%:

1)  En Septiembre de 2015 anunció  que la tasa, que ella decide,  llegaría a 1,5% a fines de 2016, a 2,5% a fines de 2017 y a 3,5% a fines de 2018, pero…

2)  En Diciembre de 2015, o sea 3 meses después,  la FED decidió subir la tasa, que había estado estable por siete años y la llevó a 0,25 y 0,5%, debido a la considerable recuperación de la economía, el alto empleo y la inflación controlada y confirmó las tasas para  fines de 2016, 2017 y  2018, cuando  debiera ser  cercana a una tasa normal de largo plazo.

 

Y aquí entonces empezó a operar una verdadera ruleta FED. Para llegar a la tasa de 1,5% a fines del 2016 había que subirla por tanto 4 veces en un 0,25% y, por eso, la ruleta inicial sólo tenía el número cuatro, pero como al pasar los meses no hubo alzas, se tuvo que agregar  al número  4, a contar de septiembre, los  números  3 veces,   2 veces y   1 vez. Y al final el que salió premiado fue el 1.

 

Mas esta fue  una “ruleta” muy re inteligente porque fue  capaz de incorporar números en función de lo que la mente humana era capaz de imaginar y de transmitir, a través del año. Según sabemos  también se podría haber confeccionado un programa computacional con inteligencia artificial que incorporara la información de la FED, y que imitara y mejorara las reglas de decisión, inclusive incorporando  más variables y que sería capaz de dar cifras anticipadas en forma casi instantánea.
3)  Ahora bien en Diciembre de 2016 se hizo la única alza de 0,25% de la tasa de interés y, de esa manera, termina este año con una tasa de entre 0,25% y 0,5% bastante lejana de la 1,5% anticipada y comprometida en Septiembre del 2015.

 

En este mes Dc. 2016 la FED nos anticipa: (a) las siguientes tasas de interés para los respectivos fines de año: de 1,4%  el 2017, de 2,1% el 2018 y de 2,9% el 2019, es decir, crea, según nos parece,  tres nuevas ruletas inteligentes, con un número desconocido de alzas por año, lo que las hace mucho más incierta la apuesta, tanto es que (b) agrega una advertencia que: “las perspectivas económicas son muy inciertas y que los participantes tendrán que ajustar  las evaluaciones de sus trayectorias”.

 

¿No  sería conveniente  anticipar un escenario en el cual, si se cumplen los anuncios del nuevo gobierno del electo  Sr. Trump sobre los  planes de infraestructura y de ingreso  de las cuantiosas utilidades retenidas por las  empresas en el exterior, se llegara a una inflación muy  superior al 2% anual y hacer más incierto el número de alzas de la tasa de interés en cada año por venir?

 

En resumen y como conclusiones: (a) La FED como cualquier entidad que se dedica a anticipar cifras económicas se equivoca… y mucho, porque el futuro es intrínsecamente desconocido (b) por su parte, los decisores que usan esas cifras como ciertas pueden cometer errores, que son de su propia responsabilidad, como traspasar riqueza de un sector a otro, puesto que  el emisor de las cifras se exime de toda culpa, sin importar la distancia o desviación positiva o negativa , que haya  entre lo anticipado  y lo real, (c) al parecer no hay posibilidad de que el emisor de la anticipación nos describa detalladamente  el modelo usado para decidir el valor futuro de las variables enunciadas, puesto que si se pudiera hacer se podría simular con inteligencia artificial y, así,  eliminar a la FED y su alto costo administrativo,  y entregarle la responsabilidad de anticipar los valores de la tasa de interés a un programa inteligente con multi variables y con multi escenarios, que podría hacer anticipaciones periódicas o constantes en forma casi instantánea. El mundo y USA cuenta con profesionales avanzados para incorporar nuevas tecnologías y métodos  mas acordes a los nuevos tiempos y que plasmen la incertidumbre de diferentes escenarios posibles para  no seguir jugando en casino de los adivinos.

Y, finalmente, cuando escuche que “los cambios anticipados en algunas variables ya han sido incorporados por los agentes económicos en sus decisiones”, tenga mucho cuidado y  revise lo que pasó el 15 de este mes, por ejemplo en Chile, cuando el precio del dólar subió $ 7, aunque… ya se sabía desde hace un año que la FED podría subir hasta 4 veces la tasa de interés.

El mundo postglobal, USA y la FED en particular tiene acceso a profesionales avanzados en muchas disciplinas mas allá de la economía clásica que le permitiría incorporar nuevas tecnologías, nuevos métodos de anticipación y visiones más integrativas e innovadoras sobre los potencialeS posibleS futuroS de la economías y la sociedad que pudiesen ocurrir en los futuros para abordarlos con enfoques acordes a los nuevos tiempos y que plasmen las incertidumbres y las complejidades de diferentes escenarios y sus variantes. Lo anterior con incorporación de: artificial intelligence, sistemas expertos, big data y otros modelos interdisciplinarios para ir mas allá de las tradicionales proyecciones y correlaciones macroeconómicas cargadas de pasado y no seguir jugando al casino de los adivinos, por los malos resultados que han obtenidos desde hace ya bastante tiempo con esos métodos.

 

 

 

 

Omar  Villanueva  Olmedo

Director OLIBAR(*)  Ing. Ca.Lic. Universidad de Chile

ovillanueva.comunica@gmail.com

Dejar un comentario