localhost/wordpress
Publicado el: Mar, Mar 14, 2017

Aprueban modificaciones a normas sobre antenas celulares

Al Senado se remitió proyecto que modifica ley general de urbanismo y construcciones en materia de instalación de torres soporte de antenas de telecomunicaciones.

Siete son las mociones que componen el proyecto que modifica la Ley General de Urbanismo y Construcciones, en materia de instalación de torres soporte de antenas de telecomunicaciones.

El propósito es dar mayor participación a los vecinos que sufren con las antenas, tanto patrimonialmente como en términos de salud. Muchas veces, no son notificados a tiempo, sino hasta cuando la antena ya fue construida, y tampoco se avisa al propietario del terreno contiguo, que pierde la plusvalía de su propiedad al no poder vender o arrendar su predio.

Junto con mejorar la participación de los vecinos y de sus respectivas agrupaciones, la norma también busca desincentivar la instalación de este tipo de estructuras en zonas residenciales.

El texto, que ahora será revisado por el Senado, también modifica normas sobre la notificación a los vecinos afectados, los plazos para otorgar los permisos de instalación, la regulación de sus instalaciones, las medidas de compensación y la identificación de las empresas de telecomunicaciones que hacen uso del soporte de antenas, entre otras materias.

El diputado Osvaldo Urrutia (UDI) planteó que la idea es mejorar la notificación a los vecinos y a los propietarios, quienes ven afectados su entorno en términos patrimoniales y de salud, ya que nadie los indemniza.

Señaló que las propiedades pierden plusvalía, y eso es lo que se busca evitar. Es decir, que en las zonas residenciales se instalen estructuras que soporten antenas. En ese marco, se faculta a los vecinos para organizarse e incluso demandar a quien arriende un terreno provocando el daño mencionado. En suma, el parlamentario recalcó que el texto legal aumenta la participación y desincentiva el uso e instalación de mega torres en zonas residenciales.

Agregó el legislador que se igualan las condiciones en las direcciones de obras para obtener los permisos y se amplían los plazos.

Por su parte, el diputado Marcelo Chávez (DC), si bien calificó el proyecto como un avance, lamentó que lo aprobado carezca de una mejor planificación urbana en términos de instalación de antenas y de incentivos para las compañías para desarrollar tecnologías menos invasivas con el entorno, los vecinos y las comunidades.

El parlamentario destacó que en las zonas declaradas como sensibles como hospitales, jardines infantiles y escuelas, las torres de menos de 18 metros tengan un distanciamiento mayor, de 50 a 100 metros.

Por último, el diputado Rodrigo González (PPD) coincidió en la falta de una adecuada planificación de las ciudades en el proyecto despachado por el Senado a segundo trámite constitucional. Recordó que una iniciativa impulsada por él y que no fue considerada por la Sala, precisaba las zonas donde se podían instalar las antenas, lo que permitía a los vecinos saber si en sus barrios habría o no torres.

Las zonas de distanciamiento definidas por el proyecto, a juicio del diputado González, son absolutamente limitadas puesto que su propuesta contemplaba 250 metros en vez de los 100 metros aprobados. Concluyó señalando que el Congreso desaprovechó una gran oportunidad de regular de verdad la instalación de antenas en beneficio de las comunidades.

Publicado el 09 de marzo del 2017

Dejar un comentario