Print Friendly, PDF & Email" />
localhost/wordpress
Publicado el: Jue, Oct 5, 2017

¿QUIEN SE ACUERDA DEL 5 DE OCTUBRE?

Share This
Tags

Hoy en Maipú no se práctica la política, más bien el como voy ahí, dejara fuera de planes a eventuales competidores, los más sanos se preocupan de la atención al prójimo sin hacer ostentaciones pero desencantados de la actual política que busca el poder por el poder y no el poder para dar satisfacciones a la comunidad, vecindad, territorial y con ello la comuna, la región y el país. La política está en la UTI.Lamentable, un ejercicio tan noble como la política hoy esta feneciendo gracias a quienes se festinan con ella, llamando a las utopías…pero con ventaja, haciendo de las necesidades un arma legal de desestabilización pidiendo, exigiendo, pero sin contribuir. Basta ver la abstención en las votaciones de los mismos que exigen y son incapaces de llevarla o conducirla por los caminos de la solución.

El 5 de octubre fue una votación en plena dictadura, donde de nada servia reclamar las torturas, los apaleos, los muertos en protestas; aun sabiendo que se luchaba contra una fuerza 1.000 veces más poderosa, pero que en su oportunidad flaqueo cuando se lleno el Parque Cousiño, rebautizado por la dictadura de Parque O´Higgins.

El 5 de octubre de 1988 fue una fecha que debió marcar Chile, pero no existe tal marca con las actuales demandas, muchas de ellas incumplidas precisamente porque nunca se dio un parlamento favorable y aunque este parlamento, que sale y se renueva el 19 de noviembre,  fue favorable al Gobierno, algo fallo que las mayorías nunca o pocas veces se dieron en temas poco trascendentales.

En esa oportunidad, 5 de octubre de 1988,  con el temor de las armas, se votó por el SI o por el No, pero con la elección de un presidente en las sombras: Si se votaba que sí, elegía como presidente constitucional a Augusto Pinochet por 8 años (prolongando 8 años más  que logró Pinochet con la aprobación de la Constitución del ‘80, que se voto sin registros electorales), iniciándose una larga transición a la civilidad o si ganaba el NO, un cambio de poder  real, con  elecciones presidenciales y con candidatos que dieran la cara en prácticamente un año más.

El universo electoral inscrito en Chille llegó prácticamente a  7.435.913 personas, casi las que votan actualmente, pero con el doble de población. Si se consideran solo los votos escrutados, el SI obtuvo el 43, 01% y el NO el 54,71%. De acuerdo a las disposiciones transitorias de la Constitución del ‘80, al ganar el NO se debía convocar el año 1989 a elecciones parlamentarias y presidenciales, elección que ganó Patricio Aylwin, constituyéndose en el primer presidente electo democráticamente tras el quiebre de la democracia el año 1973, del que también fue protagonista.

LOS ACTORES DE MAIPU Y CERRILLOS

En Maipú fueron varios los actores que participaron de una u otra forma, con la conciencia ganadora, pero que , como en todo Chile, no se sabia si se respetaría el resultado. Registros electorales abiertos, muchos se inscribieron, algunos partidos políticos decidieron a pocas semanas adherirse a esta votación única en el mundo, hecha para ganar…. pero perdieron.

Herman Silva era el líder de la Concertación, que nace de la Asamblea de la Civilidad; Mario Ortiz prestó su casa para que se concentraran los recuentos propios de los apoderados de los partidarios del NO.

La actividad tenía su contraste con quienes hicieron el trabajo de años por motivar a la comunidad que esperaban los resultados en la casa de Rafael Aguilar, donde estaba Herman Silva, Héctor Canales, un representantes del PC, PPD, y otros connotados personajes de la época de muchos movimientos que integraban la Asamblea de la Civilidad y que llegaron a integrar la Concertación.

Se colocaba en las urnas un trabajo de años, en este caso especial al efectuado en Maipú y Cerrillos,  que aún no era comuna y pertenecía al territorio de Maipú,  así como de Estación Central, donde tenía su núcleo de acción en Las Rejas, ligado a Maipú políticamente y al poniente  territorialmente.

Las tres comunas hermanadas por un trabajo que dio sus frutos y que hoy poco o nada dialogan en problemas comunes.

Se podrá hablar mucho, del temor, de quienes eran los vocales, los Jefes de Local, el temor propio de la custodia militar, que fue tradición de los gobiernos democráticos, pero estábamos en pleno Gobierno de Pinochet.

Hoy todos dicen No más AFP, pero no vota ni el 10% de los afiliados, porque quieren que sus recursos sena individuales y no, al menos un aparte, repartida colectivamente. Exigen educación gratuita, pero no hubo una marcha para respaldar ese objetivo, más bien para exigir más.

Sólo hay que espera que los nuevos profesionales, que van a estudiar en forma gratuita, tengan en conciencia que los recursos nacen de los que pagan diariamente impuestos comprando el pan, vestimentas, en los supermercados, en fin….en los que dan boletas y pagan sus impuestos, de manera que cuando se titulen, busquen – como se hacía ante del quiebre democrático – devolver por tres años la prestación de sus servicios a las instituciones públicas (con remuneración del sector público) , antes de entregarse por entero a la empresa privada.

Print Friendly, PDF & Email

1028total visits,1visits today

Dejar un comentario