Print Friendly, PDF & Email" />
localhost/wordpress
Publicado el: Dom, Nov 5, 2017

ORGANIZACION MAPUCHE TRIPAY ANTU ESTA IMPEDIDADA DE ENTRAR A SU SEDE

Este sábado 4 de noviembre, la organización mapuche Tripay Antu fue a realizar su reunión acostumbrada y se encontró con nuevos candados e imposibilitados de acceder a su sede por órdenes superiores. Mauricio Llaitul acusa de persecución, mientras que Héctor Silva indica que busca acallar a organizaciones que denuncian problemas que sufre la comunidad que representan.

Malestar en los mapuches que integran la organización Tripay Antu, una de las más antiguas de la comuna y con mayor cantidad de participantes ¿El motivo?. Esta tarde no pudieron acceder a las dependencias ubicadas en calle Chacabuco, lugar que ocupan hace más de 5 años al cual tienen permiso de uso, permiso que se termino abruptamente el 1º de noviembre de 2017.

Mauricio Llaitul daba a conocer su malestar por lo que considera una discriminación, ya que si los quieren dejar sin ocupar esta sede debieran a su juicio aprovisionar otra, pero con esta determinación dejaron a la organización desalojada y sin sede.

Lo mismo ocurría con Héctor Silva, presidente de la Unión Comunal Nº 4 quien reclama que si es el ánimo de la autoridad otorgarle otro uso a la casa que han ocupado por años, al menos se debía tomar las providencias del caso para habilitar otra dependencia.. Me señalan que no tengo personalidad jurídica vigente, lo que es falso, esta se encuentra a día, asevera Silva.

Molestos llamaron a la Policía uniformada para dar cuenta de lo que  consideran un vulgar desalojo, pero no hubo solución.

La casa fue destinada para una agrupación encargada de niños limitados ( Santiago Codoceo) , y los tres organizaciones que la ocupaban recibieron una notificación para dejar el inmueble, destinando solo a una con traslado a otra dependencia, se trata del pastor Alarcón, encargado de asuntos religiosos relacionados con la Iglesia Evangélica, pero la Unión Comunal Nº 4 y la organización Mapuche Tripay Antu no tuvieron el mismo trato y se quedaron sin sede para realizar sus ceremonias y reuniones.

Estas dos organizaciones más otras 3, son las que la autoridad las ha calificado de “activistas políticos” por haber denunciado el pésimo inicio de la nueva empresa recolectora de la basura y lo que a su juicio estiman destrucción del Monumento Nacional, Cerro Primo de Rivera,  (Cerro 15 para los más antiguos) para hacer funcionar fondas en pasado 18 de septiembre.

Print Friendly, PDF & Email

777total visits,2visits today

Dejar un comentario