Print Friendly, PDF & Email" />
localhost/wordpress
Publicado el: Mié, Dic 13th, 2017

FALLECIO GILDA BRICEÑO, DUEÑA DE LOS LOCALES DE LAS PALMERAS

La madrugada lunes 11 de diciembre falleció Gilda Briceño, hija del recordado agricultor y comerciante “Rucio Chamen”.  Su deceso ocurrió mientras dormía producto de problemas cardio vasculares.

A la edad de 66 años, falleció la madrugada del martes 11 de diciembre de 2017, Gilda del Carmen Briceño Díaz. Q.E.P.D. Su deceso  se produjo mientras dormía y a causa de una falla cardiaca.

Gilda Briceño Díaz. QEPD
Gilda Briceño, madre de 4 hijos que la sobreviven, es de pequeña ligada a los negocios de su padre, Segundo Briceño, quien construyera la galería Las Palmeras (Av. 5 de Abril, entre Manuel Rodríguez y Monumento) a fines de la década del ’80, siendo administradora de esa galería comercial a contar del fallecimiento de su padre: Segundo “Rucio Chamen” Briceño.

Anoche en su velatorio concurrieron cientos de personas, comerciantes de la Galería Las Palmeras, Familiares, amigos y  una delegación de directivos de los cuasimodistas a rezar el Rosario, como una forma de pedir al Creador por su buen viaje al mundo celestial y la conformidad de sus familiares por esta sensible pérdida.

Este jueves 14 de diciembre serán su funeral, saliendo a las 10:30 horas de su casa ubicada en El Trebal, última Rinconada y cercana a la comuna de Padre Hurtado, de donde saldrá escoltada por cuasimodistas, cuyo cortejo llegará a la Galería Comercial “las Palmeras”, lugar donde ingresará a ver por última vez la Galería Comercial que administró durante decadas.

Terminada la visita a la galería Comercial, el cortejo partirá rumbo a su última morada, Cementerio Parroquial de Maipú, donde esperará la nueva venida del Creador del Universo.

Nuestra conformidad a la familia, cercana a nuestras raíces familiares, prima en segundo grado.

Print Friendly, PDF & Email

1582total visits,3visits today

Viendo del 1 Comentario
Danos tu opinión
  1. Señores Prensalocal;

    Estimados primos;

    Muchas gracias por su reconocimiento escrito,
    Y por acompañarnos en estos difíciles momentos.

    Un fraternal y cariñoso abrazo,

    M. Sol. Gómez Briceño.

Dejar un comentario